viernes, 29 de agosto de 2014

A MI NIETO POL




A lomos de la vida,
cabalga un niño.

La luna de sus sueños,
ya se adivina.

A lomos su mirada,
ríe, acaricia…

Redonda va mi voz,
la mano amiga,
para quererle!!!

29-8-2014

viernes, 15 de agosto de 2014

SERVENTESIOS



La luna al revés,
en esta noche,
ya lo ves,
no es un reproche.
Paraíso de gatos,
lo sabe Isabel,
para estos ratos,
tigres de papel…
Sueños de luna,
por tu piel,
esta noche o ninguna,
caricias de miel.
Desnudarme por dentro y por fuera,
en esta noche oscura,
hago el amor a tu manera,
y me llenas de hermosura…

martes, 12 de agosto de 2014

LUNA DE AGOSTO

Rodando viene la luna,
con su corazón tan blanco.

Rodando brilla la luna,
el amor la está mirando.

Redonda tiene la voz
y los besos me vas dando.

En tu corazón de luna,
vuelan versos suspirando...

miércoles, 6 de agosto de 2014

CUENTO NÚMERO UNO


HISTÓRIA DE UN MUEBLE NEGRO Y SU CONTENIDO.

El comedor era su lugar preferido.
En él, hay un mueble negro de tres módulos, cada uno con cuatro estanterías.
En ellas guardaban recuerdos de más de treinta años de vida y ausencias.
Guías de teléfono, videos con películas del siglo pasado. ..
Una colección de novelas y otra de cedés.
Fotografías de Magdalena y Zacarías, cuando eran niños y ya de mayores. Regalos de cumpleaños, como un joyero redondo que contenía unos pendientes, regalo de su íntima amiga Ester, un cerdo-hucha de barro, donde Zacarías guardaba las monedas de uno y dos céntimos.
El diós inca de la salud, presidía la estantería  del centro. Dos botes de cristal, conteniendo piedras y conchas marinas. A Magdalena le gustaba coleccionar esos regalos del mar…
Dos jarras de cerámica vacías, bueno, solo una, la otra contiene una flauta de madera y un abanico.
Al lado, un caleidoscópio, hacía las alegrías de los niños cuando miraban al través, en un día de sol.
El reloj amarillo cantaba las horas y a veces hasta las lloraba.
En un rincón un vaso de cerámica de espejitos, guarda, bolis, lápiceros, rotuladores de colores, tiralíneas, sacapuntas,  goma de borrar y una tijera.
En el otro extremo una caja de madera de labores; en su interior, agujas de ganchillo, de coser, bobinas de hilo, dedáles y cintas de colores,botones y algún que otro sueño antiguo y oculto.
En la parte más alta, hay tres macetas con potos de un verde escandaloso que se enredan con las fotos y bajan acariciando recuerdos.
Y el cenicero ocre con incrustaciones plateadas, regalo del primo Toni, traído desde Marraqués.
Lo mejor es la foto de familia de la madre, con sus ocho hijos pequeños, en un bosque en blanco y negro; esa imagen no tiene desperdicio.
Cada semana, cuando Magdalena limpia las estanterías, le da un beso a las fotografías, tanto de los vivos como de los muertos. Ese ritual  la confortaba y llenaba de ternura.

Zacarías, callaba; la entendía y amaba, aunque él no era así…

sábado, 2 de agosto de 2014

CUATRO POEMAS

4 POEMAS.

1-Las nubes moradas y el sol naranja,
me dicen que amanece...
Las hormigas han enloquecido;
ayer, uno de agosto cayó una granizada.
El cielo oscureció hasta  anochecer...
y tus caricias me esperaban entre  sábanas.

-- 2- En el bolsillo del recuerdo,
se me olvidó la cámara de fotos.
Pero tengo ojos para soñarte,
y a veces mirarte;
guardando en la retina, tu imagen...
y no olvidarte.

3-Tu mirada ilumina mis sueños,
tu sonrisa me hace reír.
Las caricias,
gimiendo lejanas,
en mi piel...
que tan bien engalanas.

4- DESPACITO
Despacito y buena letra,
mis dedos sobre tu espalda;
despacito, con aceite,
resbalando por el alma.
De amores vengo llenita,
con versos de porcelana,
asomando en la ventana.
Despacito vengo a verte,
por quererte...